¿Son las tiendas online de tecnología mejores que las tradicionales?

¿Son las tiendas online de tecnología mejores que las tradicionales?

Comprar productos de tecnología online se ha convertido en una costumbre para los consumidores. Hacerlo trae aparejadas numerosas ventajas aunque también pierden algún atractivo asociado a la compra tradicional.

Dónde comprar tecnología

Los consumidores están acostumbrados a ver surgir nuevos dispositivos tecnológicos constantemente. La guerra tecnológica se traduce en la aparición de nuevos aparatos, con mejores características y más posibilidades que sus predecesores. Para estar al día de las novedades basta con encender la televisión, navegar por Internet o prestar atención a los carteles publicitarios. Por todas partes se recibe información sobre nuevos lanzamientos. Igualmente, adquirirlos es cada vez más sencillo. A la compra tradicional en las tiendas físicas de tecnología se ha sumado el comercio electrónico. Gracias a Internet, nunca ha sido tan fácil comprar pero no todo es posible en la red.

Qué ventajas tiene la compra online de tecnología

La razón principal que induce a la compra online, según señala la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), es el precio. Comprar por internet es más barato que hacerlo en la tienda tradicional. Esto es porque el cliente accede a ofertas realmente atractivas, ya que tiene la posibilidad de hacer sus compras en cualquier tienda del mundo con representación online.
Además, el comercio electrónico de tecnología cuenta con otras virtudes: la comodidad, la posibilidad de comparar precios, la disponibilidad y la amplitud de su oferta. Algunos de los artículos de tecnología que se pueden adquirir online no llegan nunca a las estanterías de las tiendas tradicionales. Sin las de Internet no se podría disfrutar de ellos.

Las tiendas online no son perfectas

Aunque han desplazado a las tradicionales, las tiendas en Internet no son la respuesta a todas las preguntas. Comprar tecnología online también cuenta con desventajas. Algunas de ellas son: no poder tocar el producto antes de adquirirlo, tener que esperar un tiempo hasta que llega lo que se ha comprado o sentir desconfianza con la compra, mientras no se reciba el artículo. La realización de transacciones económicas online también genera desconfianza. Aunque los niveles de seguridad han aumentado, el pago tradicional sigue siendo el procedimiento considerado más seguro por los consumidores.

Foto: ra2 studio – Fotolia.comSimilar Posts: