Los derechos de los consumidores en época de rebajas

Los derechos de los consumidores en época de rebajas

En épocas de rebajas, lo único que debe bajar es el precio. Los consumidores conservan los derechos que siempre tienen, a la hora de comprar. Además, los productos rebajados también han de conservar las mismas características que presentaban con los precios anteriores.

La temporada de rebajas

La concepción al respecto de la temporada de rebajas cambió con la llegada del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio. Un decreto de Medidas para Garantizar la Estabilidad Presupuestaria y de Fomento de la Competitividad, que deja a criterio del comerciante la elección de sus temporadas de rebajas. Esto quiere decir que los establecimientos pueden tener rebajas cuando quieran y tanto tiempo como estimen oportuno. El único requisito que debe cumplirse a este respecto es el de ofrecer, al menos, el 50% de los artículos del local a un precio rebajado.

Los derechos de los consumidores en rebajas

Aún con la entrada en vigor de este Decreto-ley, los derechos de los consumidores, en temporada de rebajas, siguen siendo los habituales durante el resto del año. De igual manera, los requisitos de las ventas son los mismos. Los derechos de aquellos consumidores que compren en rebajas son:

• Los artículos rebajados deben mostrar dos precios: el que tenían anteriormente y el que tiene la rebaja aplicada.
• Cada uno de los artículos que se encuentren rebajados deben haber estado, durante al menos un mes, expuestos entre la oferta habitual del comercio.
• Todos deben ser identificados claramente para que el consumidor no pueda confundirlos con otros productos expuestos que no están rebajados.
• El stock que se encuentra en rebajas no puede haber sido fabricado expresamente para tal fin sino para ser vendido habitualmente en la tienda.
• Los artículos con fallas o deteriorados no pueden formar parte de las rebajas. Más bien, pertenecen a otras categorías como outlet, promociones u ofertas.
• Ningún establecimiento puede recortar la garantía a sus productos por formar parte de su stock de rebajas.

Las hojas de reclamaciones deben estar disponibles en todo momento. El establecimiento no puede negarse a facilitarlas y recibirlas, una vez cumplimentadas. Así pues, es recomendable utilizarlas cuando se crea necesario.

Foto de rangizzz – Fotolia.comSimilar Posts: